julio 30, 1989

Formato de propuesta de anulación de la elección

Julio 30, 1988

En dos días, los ciudadanos participantes lograron conseguir más de 2 millones de firmas.

julio 26, 1989

La defensa de la tierra

Manuel J. Clouthier
El Universal
Julio 26, 1989

En alguna ocasión platicando con un norteamericano del Valle Imperial (California), le pregunté quién creía él era más productivo: un agricultor del valle de Mexicali o uno de Caléxico (al otro lado de la frontera).

Inmediatamente me contestó que el de Caléxico, y yo, un tanto cuanto molesto, le increpé para que fuera más explícito, porque se trata del mismo valle, la misma tierra, agua, y no tenía por qué existir diferencia alguna. Él me contestó, con ganas de detener mi enojo, que la diferencia no se fincaba en que uno fuese más trabajador o usase mejor tecnología, sino porque simplemente el agricultor de EU no tenía que perder tiempo y dinero para defenderse de los tremendos embates del Gobierno y sus testaferros en cuestiones agrarias.

Llevamos, mis hijos y yo, ya varias semanas asediados por invasores profesionales de tierra, quienes han hecho casas rústicas a la vera de nuestros terrenos, sobre el bordo de un canal principal de riego, propiedad de la Secretaría de Agricultura. Hemos presentado todo tipo de recursos y el procurador de Justicia del estado de Sinaloa dice que todavía no estamos invadidos, pese a que están armados y apuntan contra nuestra gente. La verdad es que este personaje parece ser igual que el anterior gobernador del estado, quien decía tener un botón que se aplastaba me invadían, y si lo volvía a presionar salían los invasores.

Lo único bueno de este malandrín de la política, es que cuando dejó la gubernatura se llevó todo, hasta el botón de que tanto presumía para tenerme asediado.

Pero no tardaron mucho en volver a instalar dicha tecla: llevo más de 20 invasiones en mi rancho ante la complacencia y complicidad del Gobierno.

En repetidas ocasiones he declarado que ya vendí todos mis negocios y algunos de los que quedaron, como el mencionado rancho, los pasé a mis hijos mayores.

Yo decidí dedicarme de tiempo completo a la actividad política, luchando por un México más libre, justo y democrático.

Sin embargo, la pequeñez de algunos gobernantes hace que no entiendan que los ciudadanos tenemos todo el derecho de criticar a los funcionarios, mientras que éstos jamás deberán usar su poder y fuerza en contra de los ciudadanos.

Para ilustrar lo que apunto daré algunos datos (no todos, porque las organizaciones agrícolas también han hecho algo) sobre el tiempo que hemos perdido y el dinero que hemos gastado en los últimos años para defender nuestra tierra, que no es mi lucha, 270 hectáreas entre mis seis hijos y yo.

Lo anterior lo publiqué hace mucho tiempo en un desplegado periodístico en el año de 1976, cuando Echeverría inició la destrucción de la producción agrícola nacional.

A continuación enumero los amparos, denuncias y defensas, etc., que hemos tenido que hacer para poder seguir produciendo alimentos y generando empleos, contra toda agresión de malos gobiernos y sus testaferros.

  • Juicio de amparo 1279 en el año de 1985, y otro número 1793, en 1986, ambos promovidos para reclamar el procedimiento agrario y afectación instaurados. Procedimientos que se llevaron a cabo sin que se hubiera efectuado notificación alguna.
  • Juicio de amparo 1418 año 1985, promovido por el nuevo centro de población ejidal "Ignacio Zaragoza", en el cual resultamos terceros perjudicados. Reclamamos al gobernador para que ordene el desalojo y dé posesión de los predios rústicos de Bateoto.
  • Juicio de amparo 1477 en el año de 1985, promovido por el nuevo centro de población "Valle Agrícola de Culiacán", igual que el anterior.
  • Juicio de amparo 1468 año de 1985, donde un seudopoblado "Doroteo Arango", fantasma e inexistente, solicita nuestras tierras. Si no contestamos su solicitud nos quitan las tierras.
  • Juicio de amparo 1867 , poblado "Campo Álvarez", propiedad de mi padre y hermano, fueron invadidos hasta las casas, y luego los terrenos contiguos de nuestra propiedad.
  • Juicio de amparo 283 año 1987, promovido por un comité particular agrario del poblado "Estación San Rafael", donde se me menciona como único heredero del señor Amado Andrade Y Rafaela Andrade Clouthier, en el año de 1934 y se me notifica en mi domicilio particular.
    El personaje con quien intencionalmente se me confunde es mi abuelo, es el mismo año en que nací.
  • Con fecha 5 de octubre de 1987, el representante de la Comisión Agraria Mixta del poblado "Vicente Lombardo Toledano" me notifica que el ejido solicita dotación con fundamento en el artículo 272 de la Ley Federal de la Reforma Agraria.
  • Fecha 14 de octubre de 1985, hago denuncia de invasión, despojo y daño en propiedad ajena por un grupo de la Unión General de Obreros y Campesinos de Sinaloa, dirigidos por alguien que hoy es diputado federal, y que en ese entonces, cobraba en el gobierno del estado.
  • Fecha 14 de febrero de 1987, presento denuncia por delitos cometidos en nuestro perjuicio.
  • Juicio de amparo 751 del año 1989, por procedimiento agrario sin que se hubiera efectuado notificación alguna.
  • Denuncia presentada el 27 de abril de 1989 por despojo y daño en propiedad ajena.
  • Denuncia presentada el 27 de abril de 1989 por el suscrito contra el comité ejecutivo estatal del PRI por difamación al acusarme de latifundista, con fines propagandísticos.
  • Denuncia presentada por el ingeniero Eric Clouthier Carrillo, por despojo y daño en propiedad, el 24 de mayo de 1989.
  • Denuncia presentada por el Ingeniero Manuel Clouthier Carrillo (mi hijo), por despojo y daño en sus tierras.
Como lo puede ver el amable lector, ¿se podrá trabajar el agro mexicano con éxito, cuando se necesita un abogado de planta para defensa de las agresiones del Gobierno?

Quince acciones legales en menos de cuatro años para defender lo nuestro.

¿Será esto justo?

julio 19, 1989

Paternalismo e infantilismo

Manuel J. Clouthier
El Universal
Julio 19, 1989

Siempre he sostenido que nada hay que le haga tanto daño a los mexicanos, como el paternalismo feroz que padece nuestro pueblo.

Recordemos que los esclavos se hacen con regalos (pequeñas dádivas), que acaban por inhibir la capacidad creadora de los individuos y hacen que éstos todo lo esperen de arriba.

Sesenta años de un gobierno paternalista han dejado una herencia funesta en algunas de nuestras personas, en todos los niveles.

No sólo en los grupos indigentes o campaesinos encontramos mexicanos que aún esperan que el Presidente decida todo.

La verdad es que la responsabilidad viene conjuntamente con la libertad y la democracia. Hay, por desgracia en México, personas a quienes les resulta cómodo (además así les ha ido bien) dejar que otros piensen y actúen por ellos.

En otras palabras, asumen una actitud infantil al igual que el niño que prefiere sea papá o mamá quien resuelva sus problemas. Para que exista el paternalismo es necesario que exista el infantilismo.

No puede haber excesiva paternidad, si alguien no está dispuesto siempre a tener papá.

Los contundentes resultados electorales en Baja California han puesto en evidencia una vez más lo que expongo.

La primera fase de este proceso fue difundir que estaba ganada la elección por Margarita Ortega, del PRI, para ir preparando mentalmente el fraude, y darle "fuerza moral" a papá, cuando decidiera robarse las elecciones como ha venido haciendo por más de 50 años. Sin embargo, los bajacalifornianos ya no son infantiles y no desean que otros decidan por ellos: salieron en cantidades sin precedentes a votar.

El susto del sistema fue mayúsculo. Sabían que estaban perdidos pero seguían pensando que podían maniobrar y engañar al menor de edad, como lo han venido haciendo por tanto tiempo.

El sistema sale a respetar la primera gubernatura de la oposición. Pero no lo hacen no los priístas ni la mayoría de los medios de comunicación como debería ser, como un acto positivo. No se habla tanto del tirunfo del pueblo que se hizo respetar o de los candidatos del PAN que convencieron y ahora tienen un gran compromiso. No, lo que se resalta es que Salinas (otra vez papá Gobierno) es muy bueno y va a respetar la voluntad popular. El énfasis de la noticia no es de lo bien que la está haciendo el pueblo al politizarse y dejar de ser simples habitantes para convertirse en ciudadanos, o lo bien que estuvo el Partido Acción Nacional y sus candidatos.

No, nada de esto cuenta, porque para los que tiene mente infantil y quieren seguir teniendo papá toda la visa sólo piensan que éste ha decidio comportarse en forma decente.

Los psicólogos nos dicen que cuando alguien responde con madurez y se comporta como adulto, es decir, deja de actuar infantilmente, está forzando una respuesta de gente grande de su interlocutor.

Por supuesto que madurar cuesta y es un proceso que la sociedad ha ido aprendiendo. Cada vez son más los mexicanos dispuestos a vivir conforme a una moral de entrega y compromiso. Cada vez son más los compatriotas que como gente mayor desean ser constructores de su propio destino y decidir por sí mismos.

Todavía hay algunos, afortunadamente los menos, que sueñan con dictaduras o élites pensantes que los dirijan porque en su infantilismo se rehúsan a asumir el riesgo de ser libres, porque saben que ésto implica actuar con responsabilidad.

Conozco a la gente de Baja California y sé que ahí el infantilismo es minoría. A este proceso electoral acudí tres veces. Lo hice antes de que tuviéramos candidato. Ayudé hablando con gente muy responsable para que aceptara colaborar con quienes resultaran ser nuestros representantes en las elecciones. En mi segundo viaje platiqué con gente formadora de opinión y me dediqué a conseguir dinero para la campaña de Ruffo. No tuve una sola negativa. Si acaso un par de promesas que no se cumplieron pero no fueron rechazos rotundos.

Con lo anterior lo que estoy tratando de asentar es que los bajacalifornianos se portaron como adultos, quienes supieron asumir su responsabilidad.

Siento que fue el comportamiento de los bajacalifornianos una acción de adultos, no de chamacos que andaban buscando que papá Gobierno decidiera por ellos, sino de personas que actuaron para ser arquitectos de su propio destino.

En cuanto al respeto a las victorias del PAN, viene a mi memoria aquel dicho de mi viejo amigo (fallecido) el doctor Izabal: "Si el pícaro sufriera de las ventajas que tiene ser honrado, sería honrado por picardía".

Por supuesto que Salinas sale ganando a reconocer el triunfo de Ruffo, pero lo interesante no es eso. Lo verdaderamente importante de Baja California es que ganó el pueblo, que se supo sacudir la tutela paternalista del sistema.

México sigue cambiando. Ya nadie lo puede detener. Los hechos hablan y nos dan la razón.

julio 05, 1989

Entrevista con José Gutiérrez Vivó

Monitor
(Semana anterior al 8 de julio de 1989, día de las elecciones en Baja California, donde obtuvo el triunfo Ernesto Ruffo Appel)