septiembre 25, 1989

Las elecciones en Culiacán

Manuel J. Clouthier
El Universal
Septiembre 25, 1989

El próximo 15 de octubre habrá elecciones para presidentes municipales y diputados locales en mi querido estado de Sinaloa. La efervescencia política ya se deja sentir y el sistema político, Gobierno y PRI, en simbiosis ilegal y abusiva ya han iniciado su labor de engaño al pueblo, para adormecerlo vendiéndole ideas absurdas como:

  • Más vale malo por conocido, que bueno por conocer
  • No tiene caso votar y participar, de todas maneras no se reconocerá el triunfo.
  • Las cosas ya cambiaron: Salinas metió a la cárcel a La Quina y corrió a Jonguitud.
  • Lo de la deuda externa se está arreglando.
  • Si entraran los del PAN, serían igual que los del PRI.
Se sigue queriendo engañar al pueblo tratándolo como perpetuo incapaz de tener criterio propio, o en el mejor de los casos, como menor de edad al que hay qu definirle un rumbo sin el concurso de su opinión.

El primitivismo del gobierno de Labastida enseña su forma de hacer política, a la antigüita o como las mujeres cuando se molestan cuando no se cumplen sus caprichos y hacen todo exactamente al revés de lo que significa búsqueda de la modernidad: analicemos algunos actos.

  • El candidato oficial desde semanas, por no decir meses atrás, anda por las colonias ordenando pavimentación de calles, remodelación de aulas y haciendo obras como si ya fuera presidente municipal.
  • Se desatan toda clase de rumores para asustar a la ciudadanía. Que no les escrituraron las casas del Infonavit, que les van a quitar la parcela, que no tiene caso votar por otro partido porque de cualquier forma no reconocerán derrota alguna.
  • El candidato oficial repite, casi palabra por palabra, lo expuesto en el Plan de Trabajo del PAN, el único partido que ha elaborado su plataforma.
  • El gobierno del estado me invade mi rancho por enésima vez y  luego paga a un gatillero intelectual para que escriba en columna periodística que yo no podré ayudar a las campañas del PAN porque la invasión me quita el sueño.
Lo anterior es una clara amenaza de quienes no saben cómo reaccionan los hombres que se aprecian de serlo, y creen que con ello anula las convicciones y compromisos.

  • El gobernador y el presidente municipal iniciaron costosísima campaña publicitaria donde se muestran, en prensa y televisión, acompañadas por el candidato oficial. Esto es una inmoralidad que cometen los tres, pues engañaron al pueblo y utilizan los medios del gobierno (de la comunidad) para apuntalar a su candidato.
La verdad es que están muy preocupados porque saben que si la gente sale a votar como lo hizo la pasada elección presidencial, donde a pesar de todo, tenemos dos diputados federales por mayoría en los tres distritos que abarcan Culiacán y Navolato, el triunfo del PAN se hará valer como se hizo en Baja California, Huajuapan, Oaxaca; León, Guanajuato; San Luis Potosí, etcétera.

La nueva estrategia del PRI (utilizada con bastante éxito en Chihuahua) es provocar campañas desangeladas sin debate que no animan a la ciudadanía. Cerrar sutilmente los medios de comunicación para que los candidatos de oposición no se puedan expresar y no se den a conocer los problemas de la comunidad. Desatar una ola de rumores con respecto del fraude y asustar al electorado para que opte por no votar. El Gobierno y su partido necesitan que la gente no sufrague para poder ganar. El PAN requiere de la participación ciudadana para triunfar.

Hace rato que el sistema llegó a la conclusión de que tiene más o menos controlado el 10% de las personas empadronadas. Entre ellas están burócratas, maestros, ejidatarios, empleados del PRI y acarreados de lujo, que comen y viven de hacerle al cuento y todavía no vencen el miedo ni se arriesgan a ser libres. Por lo anterior, cuando sólo vota el 20% y se abstienen más del 75%, el sistema gana con los pocos sufragios cautivos que tiene. Si en cambio más del 50% de los empadronados ocurre a las urnas y se cuidan las casillas con ha sucedido en Baja California, Tepatitlán, Jalisco; Ensenada, Tijuana y todos los lugares donde hemos ganado últimamente, el triunfo es reconocido.

Es triste ver que el Gobierno está entrampado. Sabe que tiene la necesidad de contar con la participación de todos para empezar a resolver los problemas económicos de México, pero mata el vigor ciudadano para seguir ganado elecciones donde el pueblo no participa. el sistema entiende que fuera de ese más o menos 10% de voto comprometido, por miedo o por interés mezquino, todo aquel que va a votar lo hará contra el PRI porque el pueblo mexicano ya está harto de la corrupción, abuso y fraudes que ellos representan.

La consigna de todo mexicano bien nacido debe ser votar. Entender que el sufragio es el arma que tiene el ciudadano para mejorar las cosas por la vía pacífica y civilizada; sin odio ni violencia. Confío en que mis queridos paisanos sabrán distinguir y no dejarse engañar por aquellos que durante más de 60 años has desgobernado y manipulado a México para provecho personal.