septiembre 30, 2010

La Muerte de Clouthier

Javier Livas Cantú
Batallas por la Democracia.
Capítulo 17

----------

Mi muy estimado Beto,

Te mando este material sobre la muerte de Maquío para tu proyecto en la página que anuncias.

Es el Capítulo 17 de mi libro "Batallas por la Democracia" que no he logrado publicar. Creo que sirve a lo que tu quieres que aportemos.

Publícalo o haz lo que quieras. Está en tus manos.

Te mando un saludo y un abrazo,

Javier Livas

----------


Humor negro de Salinas

Además de la pista local, había que estar pendiente de la pista nacional en la que el juego era literalmente a muerte. No teníamos idea de lo que nos esperaba.

En diciembre de 1998, Salinas tomaba posesión y se apoderaba del país. Al escribir sobre la toma de posesión consideré necesario aclarar que no lo hacía como diputado federal. La aclaración es necesaria en virtud de las numerosas personas con las que me he encontrado que creyeron haber sido informadas de había entrado al Congreso.

Me pronunciaba entonces como un simple ciudadano libre, independiente, no afiliado a partido político alguno, que trata de ser objetivo al escribir, considerando el privilegio que representa tener acceso a un numeroso público lector como una gran responsabilidad:

“Mis apreciaciones sobre los primeros pasos tomados por el Presidente entrante son de cautela.

“El discurso inicial de Carlos Salinas, el texto, promete mucho, pero a ningún Presidente entrante, ahí está De la Madrid, le ha faltado material de promesa.

“Nada aportaría al lector repetir lo que dice Salinas. Es decir, el que busque en este artículo un repaso de las promesas presidenciales que mejor lea el texto original.

“Lo interesante es leer entre líneas y contrastar el mensaje con los primeros actos de autoridad.

Preocupaban varias cosas en relación a los primeros pasos de Salinas. Mostraba en los primeros nombramientos cierto humor negro.

“Primero, Salinas habla de que encabezará un gobierno democrático, pero el hecho es que ha nombrado secretario de Gobernación precisamente a quien se lució en la pasada elección federal del 6 de julio como el más hábil de los falsificadores de la voluntad popular: el Gobernador de Veracruz, Fernando Gutiérrez Barrios.

Veracruz fue en términos absolutos la entidad federativa que más votos dio a Salinas (948 mil 971) y en términos porcentuales de las más altas también (más del 30 por ciento del padrón). Posteriormente en las elecciones municipales fue escenario de fraudes descarados. Este señor regresa como titular a Gobernación, cuna del manejo político.

Manuel Bartlett Díaz, el verdugo de Canales en Nuevo León, de Barrio en Chihuahua, de Rosas en Sonora, de Villa Escalera en Puebla, etc., etc., a quién en Gobernación se le paralizaron, se le cayeron y se le callaron las computadoras, va premiado por Salinas, en el peor gesto de humor negro, a la Secretaría de Educación.

¿Qué les va a enseñar a los niños a sumar, restar, multiplicar o dividir como lo hizo la Comisión Federal Electoral con los cómputos de los votos?

Para nadie es secreto que en la ciudad, el sindicato de maestros es puntual del fraude electoral junto con la CTM.

Bartlett, mal ejemplo para la juventud, ha sido llamado a encauzar los esfuerzos educativos del País. Ni todo el presupuesto federal dedicado a la educación puede remontar la deseducación que genera premiar, aunque sea simbólicamente, a los defraudadores electorales. Mal comienzo.

En el campo, el instrumento del fraude electoral es la Confederación Nacional Campesina. Al frente de agricultura Salinas designó a otro personaje que no es ningún apóstol de la democracia: Victor Cervera Pacheco, quien ganó por fraude Mérida contra el PAN.

La designación de otros secretarios de Estado busca balancear Echeverriísmo, con López Portillismo y De la Madridismo y Salinismo, lo cual no está tan mal, pero definitivamente no podemos decir que sea éste un gobierno de coalición.

La oposición al PRI, con un 80-90 por ciento de la ciudadanía, está fuera del gabinete totalmente. No parece un gobierno muy democrático.

En cuanto a los partidos, Salinas se pronunció a favor de reformar el PRI, pero también embistió a los partidos de Oposición.

El problema que yo había detectado en esta área consistía en los deseos manifestados por un gobernador salinista de que los cambios en el sistema político fueran los necesarios, oportunos y viables.

O sea que pretendían cambiar solamente lo estrictamente necesario, a su tiempo, y siempre y cuando no perdiera el PRI el control del País. Esto me preocupaba.

El mensaje de Salinas ratifica propiamente (y en nada contradice) esta postura sumamente conservadora y antidemocrática. El PRI será el eje del cambio. Y debemos entender así mismo que el PRI será el tope del cambio. Por lo tanto el País irá tan rápido o tan lento como sea el cambio del propio PRI. Sabe Salinas que si se abren ahora el PRI pierde de todas todas.

Ya lo decía Lorenzo Meyer hace un par de días. El cambio económico que hizo De la Madrid lo hizo forzado por las circunstancias (las condiciones de renegociación de la deuda) y donde tuvo libertad para cambiar, en lo electoral, optó por cerrarse.

Salinas parece que va por la misma línea, aunque su reunión con los dirigentes del PAN y los nombramientos que se hagan en el PRI (sábado 3 de diciembre) podrían arrojar mayor luz al respecto.

Salinas parece jugarla muy amarretas. Se está reservando todas las cartas en su poder. El y sólo él las repartirá. Es como jugar a la pirinola con alguien que siempre la tira y que es el único que lee el resultado. Cuando sale “toma todo” se refiere a él y cuando sale “pon dos” se refiere al contrario.

Lo dicho por Salinas respecto a la deuda puede parecerle al hombre de la calle como una valentonada. Tomen nota acreedores: primero crecemos que pagamos.

Todo ello dicho frente al Secretario de Estado y representante del Presidente Ronald Reagan, señor George Shultz quien “very politely” (muy cortezmente) se limitó a comentar que Salinas tiene razón al pedir crecimiento, pero que no anticipa juicios pues el tema de la deuda es algo complejo que se verá en su momento.

“Destaca la frase empleada por Salinas. Hay que ver cómo lo dijo: ya no será prioridad pagar, sino crecer. Por una parte está implicando Salinas que pagar fue prioridad y que él como secretario de Programación estuvo de acuerdo.

“Por la otra: ¿qué tan valiente está siendo al decir que renegociará la deuda para asegurar crecer?

“El hecho es que hace meses ví una conferencia de los ex-secretarios de Estado norteamericanos Dean Rusk, Henry Kissinger, Cirus Vance, Al Haig y otros admitiendo cándidamente que la deuda de México era considerada impagable prácticamente desde que se contrató.

“Entonces cabe concluir que los encargados de las finanzas mexicanas como Salinas y De la Madrid primeramente nos embarcaron y ahora son los últimos en enterarse de que México tiene con qué defenderse mejor frente a sus acreedores.

“Desearía que Salinas ya no sea otro Presidente de México fungiendo como gerente de cobranzas del FMI como lo ha sido De la Madrid.

“En otros temas, Salinas fue enfático al decir que el pueblo está harto de la contaminación y de la inseguridad. (Razón para no votar por el PRI que sólo el PRI parece ignorar).

“Lo que no parecen captar los gobernantes es que vivimos en un sistema en que todo está interconectado con todo lo demás.

“Las fallas del sistema democrático, la imposibilidad de escoger libremente a las autoridades repercute en la actuación de los impuestos por el dedazo, haciendo nula la idea de la responsabilidad personal e histórica.

La cerrazón política es coproductora, junto con otros factores, de smog y de policías asaltantes. Así de sencillo. Luego la fustigación que hace Salinas le rebota en la cara.

México, con tantos recursos naturales y un pueblo noble y trabajador, está mal administrado. El Gobierno funciona en contra del pueblo porque reparte miseria y por eso tiene ya al pueblo en contra, si bien pacíficamente.

El 1 de diciembre llegó y Carlos ganó. Lo digo así porque subyacente al juego electoral, cabe reconocer que Salinas ganó el juego finito del poder. Se le felicita por ello y por el título que obtuvo.

Entre varios contendientes es él y nadie más quien toma posesión de Los Pinos, la silla presidencial y de la banda tricolor alusiva (al parecer tamaño X-Large).

La gente piensa en un sexenio de gobierno, sin embargo yo pienso en nueve meses máximo, salvo que desatore al País que, el que se dijo buey, dejó atorado.

Si el sexenio de De la Madrid fue en su momento de inicio el sexenio de la esperanza, creo que el de Salinas es el período de la paciencia, pero no un sexenio, sino el tiempo de un embarazo de paciencia: nueve meses para que nazca otro país, generar otro ambiente, inducir en los mexicanos otra mentalidad.

Salinas y el PRI se quedaron con el poder porque se salvaron en una tablita a la que contribuyeron dos grandes factores: la aparente tardía salida del PRI de Cárdenas y la inexperiencia política de Clouthier aunada al conservadurismo del PAN.

Porque cabe enfatizar que para cuando agarraron vuelo las campañas de Cárdenas y de Clouthier, el padrón electoral ya estaba embarazado de electores priístas, inseminado de muertos revividos, y la Oposición panista preñada de desilusiones electorales y seducida por liderazgos tradicionalistas, normalmente entreguistas.

Había además por todo el País territorios virgencitos listos para ser violados electoralmente.

Hay que recordar que el padrón electoral se cerró en diciembre 31 de 1987, siete meses antes de la elección.

Cárdenas no consiguió representantes empadronados en el campo y lo mismo pasó con Clouthier en la ciudad, quien además no obtuvo presencia en televisión, su medio más favorable, hasta el final de la campaña. De lo contrario, hasta el macro-fraude hubiera sido materialmente imposible.

Esta labor de contención previa a la elección fue la que salvó al PRI en el juego de finito del poder, pues facilitó el uso posterior del borrador y el lápiz del ahora flamante ministro de Educación Bartlett.

Un multi-multimillonario empresario pro-salinista (valga la redundancia) me decía que Salinas podría llevarse un año para dar resultados.

Yo pienso en cambio, que en los primeros 100 días de la administración va a quedar trazada la suerte del País, pero a la vez considero que el tiempo que tiene Salinas para cambiar el rumbo del País será como máximo nueve meses: es el tiempo que le falta para el Primer Informe de Gobierno.

En este tiempo la Oposición habrá de mostrar la paciencia para esperar a ver los cambios que urgen: saneamiento a fondo de la finanzas públicas, un nuevo Código Federal Electoral democrático, solución a la carga de la deuda.

Es este un tiempo límite, un plazo psicológica y políticamente determinado e inaplazable.

El equipo salinista debe entender que los cambios que Salinas pretende realizar en el PRI sólo se pueden hacer si la Oposición se usa como cuña, como un factor de presión externa al PRI, y pagando a ésta el servicio, claro está, con garantías de limpieza electoral.

“Asegurar el juego limpio en lo electoral es la más importante misión de esta administración. Enderezar la economía, atraer inversiones no será posible si no hay confianza y paz social. Solucionar el problema del sufragio es matar dos pájaros con un tiro,” concluí mi análisis de la toma de posesión.

Pero pensar que Salinas haría esto último era pecar de optimismo.

Otra Huelga de Hambre

El asesinato de Francisco Xavier Ovando y Ramón Gil Heráldez, miembros del FDN y operadores electorales de Cuauhtémoc Cárdenas, a pocos días de la elección presidencial de 1988 marcó el inicio de una serie de muertes muy convenientes para el régimen de Carlos Salinas de Gortari. Luego vendría la muerte de Manuel Clouthier en un supuesto accidente automovilístico y así siguió la racha adversa a los oposicionistas que se extendió finalmente al interior del PRI. Quien diga que la violencia quedó fuera o descartada de nuestra vida política simplemente estaría ignorando estos hechos transcendentes.

Al poco tiempo de tomar posesión Salinas, Manuel Clouthier se dió cuenta que Salinas y Camacho no pensaban cumplir sus promesas de reforma electoral, caso idéntico a las promesas de Jorge Treviño en Nuevo León, por aquello de que “el poder no se entrega”. Como que Salinas no tenía prisa, ni pensaba hacer de ello una prioridad, independientemente de su discurso de toma de posesión. En los manejos de los tiempos priístas el país siempre sale perdiendo.

Pocos días antes de la Navidad de 1988, Manuel se puso en huelga de hambre para presionar la gestación de una nueva reforma electoral, la reforma prometida por Salinas en su toma de posesión. La jugada de la huelga de hambre fue contraproducente e hizo un ridículo substancial cuando se retiró de la misma después de tres días de huelga. No pocos caricaturistas se dieron gusto mostrando al corpulento Manuel interesado en ir a su casa a cenar pavo, y otras mofas por el estilo cuando decidió abortar la huelga. (Por cierto lo hizo el día en que Alejandro Gurza, Rogelio Sada y yo sacábamos un desplegado dándole ánimos. ¡Ugh!)

La carpa en la que Manuel se instaló con su huelga estuvo localizada en el monumento del Angel de la Independencia. El concepto mismo de la huelga y la dinámica que tomó este movimiento de una sola persona cayó mal en el PAN pues lo hacía cautivo de todo tipo de visitas que los directivos no aprobaban pues generaban una publicidad que sacaba el control de los eventos de lo que los dirigentes quería en realidad.

 

Como resultado de su fracaso de diciembre de 1988, Manuel repensó bien las cosas y decidió comprometerse de una manera más seria y contundente con la causa de la democracia. Cuenta Tatiana, una de sus hijas, que esa Navidad reunió a sus hijos y les heredó en vida lo que le quedaba de patrimonio. Además les ofreció convivir con ellos en Francia un par de meses estudiando francés. El fondo del asunto les dijo, es que se entregaría cien por ciento, en cuerpo y alma a conseguir la reforma electoral. O ganaba o es quedaba en la raya , fue la advertencia trasmitida a su familia.

Manuel presintió que su muerte ocurriría el año siguiente pero creyó que sería en la última y definitiva huelga de hambre o como resultado de algun acto de resistencia civil, similar a lo acontecido cuando se plantó frente a De la Madrid en el Palacio de Bellas Artes. Nunca imaginó que su muerte sería de otro tipo. Pero de que estaba decidido a entregarse ni duda debe caber. Era un hombre extremadamente seguro de sí mismo, y esta misión no la había tomado a la ligera.

Los últimos actos de Clouthier estuvieron en ruta de colisión con todo el sistema político y con los arreglos que su partido y el PRI estaban haciendo. No solamente agitaba las aguas en el PAN, con la amenaza de tomarlo por asalto, sino que hasta le movía el tapete a la estabilidad interna del PRI.

En septiembre 24 de 1989, estuvo en Aguascalientes para encabezar el cierre de campaña de los candidatos panistas a los ayuntamientos y el Congreso local. Fue allí que el ex-candidato presidencial declaró que “la cerrazón del PRI a las propuestas de la Oposición para la reforma electoral, demuestran que no está seguro de conservar el poder si los procesos electorales dejan de ser controlados y manipulados por el Gobierno.

Ilusoriamente, al igual que muchos empresarios, le daba el beneficio de la duda a Carlos Salinas, diciendo que en el Partido Revolucionario Institucional hay grupos que se oponen a los intentos democratizadores del Gobierno de Carlos Salinas por temor a perder el control del poder.

Manuel J. Clouthier, señaló que a pesar de que México vivía una etapa de cambios, donde el pueblo está decidido a despojarse de la tutela del partido oficial, la reforma electoral, estaba empantanada por el criterio inmovilista y primitivo de un determinado sector priísta que no entiende que llegó la hora del cambio. Esas gentes, agregó, “se oponen a los intentos democratizadores de Salinas, por temor a perder el control del poder”.

O bien Clouthier no sabía contra quien estaba peleando realmente o estaba tratando de amarrar navajas dentro del PRI. Esto no caía bien en el partido oficial.

0-0-0-0-0-0-0

Mientras tanto, en el PAN, a finales de septiembre de 1989, Luis H. Alvarez y Pablo Emilio Madero estaban siendo “destapados” como seguros candidatos a la presidencia nacional del PAN, cuya renovación sería en febrero del año próximo.

El 28 de septiempbre, el Lic. Juan Miguel Alcántara Soria, diputado federal del PAN, informó que en el grupo de apoyo a Alvarez se encontraban Diego Fernández de Cevallos, Carlos Castillo Peraza y Rodolfo Elizondo.

“Aunque éstos habían sido citados como posibles candidatos, en una reunión la semana pasada entre simpatizantes de Alvarez, le dieron su apoyo total al actual líder”, dijo. “Entiendo que José Angel Conchello está trabajando por la candidatura de Madero y también Jesús González Schmall y Bernardo Bátiz están a su favor”, agregó Alcántara Soria, quien se identificó como partidario de Alvarez.

Manuel J. Clouthier está también con la postulación del líder del PAN de Nuevo León, aseguró. “Es cierto que Madero ha sido muy golpeado por el asunto de Monterrey”, expresó, “pero hay que reconocer que por los importantes servicios que ha prestado al Partido tiene une muy buena ascendencia”.

Para que la sucesión no se polarizara, dijo, podría surgir un tercer candidato. Desde ahora se menciona a Jorge Eugenio Ortiz Gallegos, quien es titular del área económica.

“Creo que tiene pocas posibilidades”, dijo, “pero, créame, al final quedarán Madero y Alvarez”.

Dado que la democracia del PAN es representativa, tratándose de la elección de Presidente del Consejo y Comité Ejecutivo Nacional, los aspirantes tenían desde fines de septiembre hasta febrero para buscar ser favorecidos por la mayoría de los 240 votos de los Consejeros Nacionales que elegirán la presidencia en la convención.

De acuerdo con reglamentos internos, existe una proporción entre el número de distritos electorales de cada entidad y el número de consejeros-delegados.

Sin embargo, las bases que apoyaban a Clouthier tenían otros planes y precisamente el día 30 de septiembre, un grupo amplio manifestó su intención de lanzar a Manuel como candidato a tomar las riendas del Partido. Clouthier murió al día siguiente en que esta noticia salía publicada.

El domingo 1º de octubre, antes de las diez de la mañana, Clouthier y Javier Calvo Manrique partieron de Culiacán hacia Mazatlán. Allá recibirían al Gobernador electo de Baja California, Ernesto Ruffo Appel, para encabezar juntos el cierre de campaña del candidato a la presidencia municipal de Mazatlán, Humberto Rice García.

Poco antes, una extraña llamada había entrado a la casa de los Clouthier en Culiacán, indagando si el candidato ya había salido. Nadie supo quién había llamado. La familia se quedó intrigada pero no le dió mayor importancia, hasta días después.

En Culiacán, en el Estadio Teodoro Mariscal, la gente esperaba la llegada del ex-candidato para simbolizar la toma del estadio por parte de los seguidores de Humberto Rice como parte de un evento electoral panista. La gente esperaba y esperaba y Clouthier no llegó. Tiempo después llegó la trágica noticia y el evento cambió de acto de campaña a homenaje.

El extraño choque

“Javier, ¿ya supiste lo que pasó? Manuel Clouthier se murió en un accidente automovilísitco,” me dijo la señora Cobis Lobo por teléfono. Se oía muy consternada, la entonces diputada panista expulsada. “No puede ser Cobis, ¿estás segura?”, le pregunté. No lo podía creer.

“Salió temprano en la mañana a un mitin político y en el camino chocaron con un camión de carga”, me dijo Cobis.

Era el domingo 1º de octubre de 1989. Estaba confirmado que Manuel Clouthier había fallecido en un aparente accidente automovilístico.

La pena me invadió de inmediato, e igualmente me empezaron a entrar las dudas. Este accidente, sí que resultaba oportuno para el PRI y para Salinas de Gortari y su afán de darnos una reforma político-electoral engañosa.

0-0-0-0-0-0

Un verdadero drama se suscitó cuando se les dió la noticia a las hijas de Clouthier que vivían aquí en San Pedro, no en su tierra , Sinaloa.

Las hijas de Clouthier habían ido a un día de campo a Olinalá, en compañía de algunos amigos, aprovechando el día de asueto. Concha Lupe Garza, la diputada panista e íntima amiga de la familia, las localizó y solo les había comunicado que su padre había sufrido un accidente automovilístico cerca de su natal Culiacán, y que regresaran a su casa de inmediato.

Eran las 14:50 horas cuando llegaron a su casa y vieron mucha gente reunida. Ni Rebeca, ni Tatiana, ni Lucía Clouthier, imaginaban lo sucedido.

“¿Qué pasó, qué pasó?”, preguntó desesperada Rebeca Clouthier. La hija de “El Maquío” bajó de prisa del automóvil que la había llevado a su casa.

“Tu papá ya está en el cielo”, fueron las palabras de un consuelo inoportuno que le afloraron a la panista Teresa Correa de Valdés para tratar de confortarla. Al mismo tiempo extendía los brazos para consolar a la hija del ex-candidato del PAN a la Presidencia de la República.

Rebeca no podía creer lo que había escuchado. Llorando y moviendo los brazos se negaba a aceptar la realidad. Llorando, su hermana Tatiana se apoyaba en su amigo Rubén Romero, quien la llevó hasta el interior de la casa. Desesperada y con gritos que evidenciaban la situación, Rebeca entró corriendo a su casa, seguida por algunos amigos que comenzaban a llegar.

Desde afuera podía escucharse que entre sollozos preguntaban la razón del accidente donde su padre había perdido la vida.

Algunos conocidos y amigos comenzaron a llegar a la casa de las hermanas Clouthier, ubicada en la Colonia Valle, para hacerles sentir que en Monterrey cuentan con amigos.

A pesar de lo tenso y difícil de la situación, entre ellos comenzaron a organizarse para llamar a Culiacán y saber cuál era la situación allá y las instrucciones que tendrían que darles a las hijas de “El Maquío”.

También comenzaron a realizar llamadas entre los amigos de Clouthier, para conseguir un avión privado que trasladara a sus hijas hasta Culiacán lo más pronto posible.

A las 16:25, casi una hora y media después de que la noticia había corrido por toda la República, en esa casa el movimiento era incesante. La gente entraba y salía, y cada vez más personas llegaban para saber si las tres hijas de “El Maquío” ya habían conseguido algún avión para viajar a la ciudad donde nació su padre.

Media hora antes había llegado Raúl Monter Ortega, presidente del comité municipal del PAN de Monterrey, quien fue el único que dio información oficial de lo que adentro de la casa ocurría. Dijo que Rebeca, Tatiana y Lucía Clouthier se encontraban bien; que no hubo necesidad de llamar a un doctor para que las atendiera por si sentían mal. Monter también informó a la prensa que finalmente el industrial Alejandro Garza Lagüera había facilitado su jet para ocho pasajeros y dos elementos de la tripulación, para que llevara a las hijas de Clouthier hasta Culiacán.

El entierro sería hasta martes por la tarde, ya que Leticia chica vivía en París, y llegaría a México hasta el lunes por la noche.

“Eran las 16:30 horas cuando llegó la ex-diputada Teresa García de Madero con los ojos visiblemente irritados por el llanto y se dirigió de inmediato al interior de la casa donde se encontraban las hijas del ex-candidato panista.

Yo (Javier Livas) llegué poco antes de las cinco de la tarde, a tiempo para ir a despedirlas al Aeropuerto del Norte. El trauma era generalizado.

“A las 17:00 horas, Tatiana, Rebeca y Lucía salieron de su casa medio cubriéndose la cara, aparentemente más tranquilas, pero con las huellas del llanto en los ojos se dirigieron a su destino”, reportó El Norte.

En el hangar del Grupo VISA el avión matrícula XAPON estaba siendo cargado de combustible para iniciar el vuelo con rumbo a Culiacán.

En su momento, de una de las puertas del hangar salió primero Tatiana, quien era acompañada por el diputado local Juan Celada, atrás de ella venía Rebeca, quien era llevada por José Luis Coindreau. La última que subió al avión fue Lucía y dos amigos más.

La cobertura de El Norte permite recordar todos los incidentes con gran detalle, pero como es natural, la familia Clouthier resintió y se ofendió por el hecho de que se hubiera publicado, en la primara plana del periódico, la foto mostrando a su padre prensado, muerto, dentro del automóvil.

-0-0-0-0-0-0-0-

Según la versión del segundo comandante de la Policía Federal de Caminos, José Geogerín Yepes, el automóvil de los panistas, que era conducido por Javier Calvo Manrique, derrapó en uno de los bordos de la carretera y al intentar ingresar de nuevo al carril dio un giro de 180 grados justo al inicio de una “joroba”.

En el carril contrario venía un camión torton y cuando el chofer lo vió no pudo evitar el choque y se impacto contra la parte trasera del carro arrastrándolo más de 30 metros, informó Geogerín Yepes.

Los líderes panistas murieron instantáneamente. Clouthier quedó desnucado.

El automóvil, un Dodge Dart 89, quedó totalmente destruído. La defensa trasera fue aplastada por las llantas del torton.

Geogerín Yepes había dicho también que el automóvil de los panistas era conducido a exceso de velocidad.

Según refirió un testigo, Enrique Elviñez de 56 años de edad, quien viajaba en un automóvil detrás del vehículo accidentado, el auto de los políticos se salió de la pista asfáltica en una curva, confirmando la versión de la Federal de Caminos.

Geogerín Yepes aseguró que no había rastro de pólvora o armas, por lo que descartó que hubiera habido un atentado, rumor que corrió como “regero de pólvora” por Sinaloa.

El chofer del camión, Aurelio Flores Gómez, originario de Tepic, Nayarit que resultó ileso, dijo que el accidente fue tan repentino que sólo tuvo como 10 metros para frenar y no pudo evitar el lamentable encontronazo.

Aurelio Flores Gómez, conductor de la unidad de redilas placas 781 que chocó contra el vehículo Dodge Dart placas VGV-288 en el que viajaba Manuel J. Clouthier, fue detenido en el lugar del accidente y enviado a los separos de la dirección de Seguridad Pública Municipal, donde ya presentaba su declaración al respecto.

El oficial de guardia de la Policía Federal de Caminos, Joel Cortés Escutia, informó que el chofer, cuyo vehículo trasportaba papayas, iba sólo en la unidad al momento de la colisión.

Comunicó que el cuerpo del Clouthier fue trasladado a Culiacán, junto con los del dirigente del Comité Directivo Estatal de ese partido, Javier Calvo, al anfiteatro San Martín, de la funeraria del mismo nombre.

-0-0-0-0-0-0-0-


En Chilpancingo, Alfonso Damián Huato, presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PAN y ex candidato a diputado federal por ese distrito se desmayó cuando supo de la muerte de Manuel J. Clouthier.

-0-0-0-0-0-0-0-

Los eventos luctuosos por la muerte de Clouthier se desencadenaron rápidamente. Ese mismo día, en el Comité Municipal del PAN en Monterrey hubo una reunión de duelo por su fallecimiento. Raúl Monter, informó a un grupo de panistas sobre el deceso del ex-candidato a la Presidencia de la República. “Hemos perdido a un amigo, a un gran líder... pero hemos ganado una herencia”, dijo Monter a docenas de panistas, que portaban en el brazo izquierdo un listón negro en señal de luto. “Esta pérdida no es en vano”, señaló el líder albiazul, “porque Clouthier se convierte en una herencia para todos aquellos que amamos la libertad”.

A la reunión asistieron diputados locales y federales, así como personalidades del partido, quienes en silencio lamentaban la muerte de Clouthier. Los saludos eran breves, no había tiempo para conversaciones largas. A algunos panistas se les veía el rostro con los ojos llorosos, como quien llora a un amigo, a un familiar.

Un moño negro fue colocado en un retrato de Clouthier que colgaba en la pared, donde se le veía al ex-candidato a la Presidencia sonriente y con la barba crecida.

Cuando Eduardo Galán, ex-candidato a la Alcaldía de San Nicolás, saludó al diputado Héctor Téllez, en ese instante parecía que no había palabras para iniciar el diálogo, hasta que el legislador dijo: “Aquí estamos, pasando este traguito”.

“Va a ser difícil que se encuentre otra persona que sustituya a Manuel J. Clouthier, quien era un líder que siempre acompañó a la gente que dentro del PAN se le conoce como liberal”, señaló Galán.

El legislador Julio Castrillón mencionó que Clouthier dejaba un gran hueco por su liderazgo sincero, tolerante, popular, pero no populista.

En una breve semblanza, Monter dijo que “El Maquío” nació hace 56 años, procreando con su esposa Leticia Carrillo nueve hijos, tres de ellos, Tatiana, Lucía y Rebeca, con residencia en Monterrey.

“En todas las veces que nos visitó, Manuel Clouthier mostró una imagen de triunfador, y siempre se ganó al pueblo con su forma de hablar, porque él no era como aquellos políticos que hablan mucho pero no dicen nada”, dijo el líder municipal.

Después acordaron guardar un minuto de silencio.

Al finalizar el discurso de Monter, los panistas reunidos en el comité le ofrecieron un aplauso a su líder nacional, que primero fue breve, pero después se intensificó.

Los panistas anunciaron que el martes el partido organizará una manifestación de luto, partiendo de la Macroplaza para dirigirse a una iglesia que aún no han determinado, donde oficiarán una misa en su memoria, terminaba diciendo la nota periodística.

-0-0-0-0-0-0-0-

Representantes de la iniciativa privada se lamentaron la muerte del candidato panista que había sido uno de ellos, pero al cual habían dejado solo durante la campaña. Su muerte fue una mezcla de alivio y remordimiento. Ya muerto Clouthier, se volcaron en halagos a su persona y a su actuación.

En Monterrey, Carlos Zambrano Planto dijo: “Muchos hombres como “El Maquío”, quien luchó por la democratización del País, es lo que México necesita para mejorar”.

“Debería haber muchos hombres como Clouthier para que el desarrollo de México continúe”, dijo Zambrano Plant, presidente del Centro Patronal de Nuevo León. Es una gran sorpresa y una gran pérdida para el País. Con la muerte de Clouthier, México pierde una persona comprometida con su nación”.

Dijo que para el PAN Clouthier había sido tan importante para el partido como lo había sido su fundador, Manuel Gómez Morín, que el PAN perdía un gran líder, y que había puesto en práctica las ideas y principios de su partido, que sus logros políticos dejarían huella en el País, porque ningún otro partido o candidato había podido movilizar a todo México.

La desmitificación de la Presidencia de México y la numerosa representación de Acción Nacional en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, señaló, son algunas de las contribuciones que el panista deja a México. “Clouthier nos deja un ejemplo de compromiso político, de cambio y de que, queriendo hacer las cosas, se logran”.

Garza Sada, expresó que no sólo Acción Nacional, sino todos los mexicanos perdían a un hombre que amó a México y a la democracia.

Bernardo Garza González, de la CANACO expresó su consternación por la muerte de “El Maquío” y señaló que tanto amigos como enemigos siempre admiraron su valor. “Clouthier fue un ejemplo de valentía, sinceridad y franqueza, fue un gran competidor de la Oposición y gran defensor de sus principios. Lo puso de ejemplo: “Los logros de Clouthier trascienden ideologías o partidos políticos, dijo, porque si hubiera gente como él, no sólo en el PAN, sino en todos los sectores, México sería diferente”.

-0-0-0-0-0-0-0-

A pocas horas de la muerte de Clouthier, y sin tener datos certeros, en la ciudad de México los dirigentes panistas se apresuraron a descartar que se pudiera tratar de un atentado. Su reacción fue totalmente obsequiosa hacia el gobierno y aunque duela decirlo dejaron muy claro, por sus comentarios espontáneos, que la muerte de Clouthier fue un alivio para ellos. Sus preocupaciones estaban en preservar el PAN como lo había concebido ellos, no como quería transformarlo Clouthier.

Reportó El Norte que: “Carlos Castillo Peraza, Bernardo Bátiz, Jesús González Schmall, Oscar Rivas y Antonio Loyola a nombre del Comité Ejcutivo Nacional del PAN descartaron que el accidente en el que murió el ex-candidato presidencial de ese partido, Manuel J. Clouthier, haya sido provocado”.

“No hay indicio alguno que haga suponer un accidente provocado en el que murieron Manuel J. Clouthier y Javier Calvo Manrique”, aseguraron.

Explicaron que según versiones de la Policía Federal de Caminos y de reporteros sinaloenses, la muerte de los dirigentes panistas fue alrededor de las 10:00 horas. “Por una falla mecánica, en una bajada larga en el tramo del kilómetro 1052 de la Carretera Nogales-Guadalajara, Javier Calvo, que conducía el automóvil Dodge Dart 1987, perdió el control del vehículo; posiblemente, por alguna falla mecánica”.

“Al tratar de regresar al camino”, continuaron, “invadió el carril contrario y al tratar de volver a su propio carril el auto dió un trompo y fue impactado por un vehículo Thorton de 15 toneladas que no alcanzó a frenar.

“Golpeó el vehículo, lo que provocó la muerte inmediata de los ocupantes del auto. Clouthier murió desnucado y Calvo prensado al interior del vehículo entre el volante y el asiento”.

Con esa conferencia de prensa, el PAN le prestaba un servicio invaluable al gobierno. Salvo la declaración del oficial que acudió al lugar de los hechos, la Policía Federal de Caminos y otras entidades oficiales no tuvieron que enfrentar a los periodistas. El PAN lo hacía por ellos. Se dió como buena la versión del supuesto testigo y del chofer del camión. La causa de la muerte se asentó como “desnucado” sin más trámite.

Cabe aclarar que esta versión que dieron los dirigentes panistas perduraría como la verdad oficial de lo acontecido en la carretera de Culiacán a Mazatlán ese primero de octubre de 1989. Los altos dirigentes mostraron estar más preocupados porque el evento no fuera a provocar un levantamiento entre panistas. Ellos serían los garantes del orden dentro del partido. La muerte de Clouthier era una amenaza para la estabilidad del partido.

Continúa la nota del El Norte diciendo:

Según las versiones y los reportes recibidos en el Comité Ejecutivo panista, agregaron, no hay indicios de que el accidente haya sido provocado. “Esperaremos la información final y un reporte completo de las autoridades correspondientes”, dijeron. “Y pediremos a las autoridades que realicen una investigación especial para el caso”.

Las declaraciones de los panistas se tomaron en un evento que se inició alrededor de las 15:00 horas, cuando improvisadamente un grupo de simpatizantes panistas no mayor de 20 personas, se congregaron en el Monumento a la Independencia. Allí se instalaron mantas y banderas del PAN con moños negros y una fotografía del “Maquío” con un moño negro en un pequeño ramo de flores blancas.

En cambio entre las bases la reacción era muy diferente: “Nos asesinaron a Maquío”, aseguraron algunos de los panistas a los automovilistas que se detenían a preguntar que había pasado, o que tocaban el cláxon de sus vehículos en señal de apoyo.

Alrededor de las 19:00 horas, Luis H. Alvarez arribó a la sede del CEN panista y aseguró que si bien Maquío ya no estará físicamente, su espíritu seguirá alentando la lucha de millones de mexicanos. “Entregó a México lo mejor que podría hacer, y murió como un soldado. Estoy cierto que en su muerte Maquío seguirá ganando batallas en favor de la libertad y la justicia para lograr de este México que tanto quería un país más justo y limpio”, concluyó.

La noticia se conoció en el CEN del PAN alrededor de las 11:00 horas, y se hizo pública en los noticieros de las 14:00 horas, en que los miembros del CEN que se encontraban en el Distrito Federal. confirmaron el hecho.

Mientras que en el Angel de la Independencia, algunos de los primeros manifestantes, aseguraban que “el PRI y Salinas de Gortari habían matado a Maquío”, en la conferencia de prensa panista esas versiones fueron rápidamente desmentidas.

“No hay razón para que las bases nos rebasen”, aseguró Carlos Castillo, “porque los panistas confian en las declaraciones del Comité Nacional y cualquier acción se decidirá primero en la Comisión Política o en un pleno del CEN”.

A las 19:50 horas se inició un homenaje póstumo de simpatizantes de Acción Nacional en el Angel de la Independencia.

El grupo de 20 personas empezó a gritar consignas preparadas que decían “Salinas asesino matastes a Maquío”, que fue silenciado con un coro panista que gritó simplemente “Maquío, Maquío”, durante varios minutos.

El líder panista en el Distrito Federal, José Angel Conchello, consideró que la participación de “Maquío” en el PAN marcó una etapa del México moderno y contribuyó de manera importante al cambio que forzamos en el País para lograr una verdadera democracia.

“Aunque se oiga un poco frívolo”, remarcó, “esta pérdida, indiscutiblemente dolorosa para todos, ha dejado una escuela en el interior del partido”. “Su muerte va a servir para fortalecer la unidad del PAN en el País y todas las disidencias y pugnas que se dan a nivel nacional se aplacarán”, consideró.

0-0-0-0-0-0-0-0

Lejos estaba Conchello en ese momento de saber que una suerte similar a la de Clouthier le aguardaba también a él. Agosto 4 de 1998: “El Senador de 74 años de edad falleció a las 13:02 horas en la Autopista México-Querétaro, cuando la camioneta en que viajaba se impactó contra un camión torton que invadió los carriles contrarios.”

Escribió Germán Dehesa el 10 de agosto de 1998: “Me apena mucho su muerte y me admira y me alegra su vida. En el actual horizonte de nuestro país no se miran muchos buenos mexicanos. Quizá por eso es doblemente doloroso perder a alguien que supo ser patriota sin aspavientos, inteligente sin soberbia y firme sin prepotencias. Su trayectoria política es una larga y coherente defensa de este México que ha salido a remate y que vende su herencia al mejor postor. Conchello defendió con valentía e inteligencia las dos grandes reservas de México: su petróleo y sus trabajadores. Militó en el PAN desde las épocas heróicas y, desde esos tiempos difíciles, aprendió las laboriosas disciplinas de la austeridad, la tolerancia y la honradez. Ocupó altos cargos dentro de su partido y los dejó con toda tranquilidad pues no le embriagaba el poder. Cuando llegó la inesperada muerte, José Angel Conchello era Senador de la República”.

0-0-0-0-0-0-0

Volviendo a la muerte de Clouthier: La Procuraduría Federal de la República (PGR) no emitió declaración hasta que la versión de los panistas ya había circulado. En Culiacán el día 2 de octubre la PGR descartó que la muerte de Manuel J. Clouthier hubiera ocurrido intencionalmente.

Marco Antonio Rosales de la Garza, delegado del Circuito de la Procuraduría, afirmó haber recibido instrucciones expresas de Fernando Gutiérrez Barrios, Secretario de Gobernación para investigar las causas del accidente.

“Maquío” y Javier Calvo Manrique, líder estatal panista, perdieron la vida ayer cuando fueron alcanzados por detrás por un camión torton en la carretera que va de Culiacán a Mazatlán.

“Es apresurado dar una opinión en estos momentos, pero los datos que tenemos nos hacen suponer que se trató de un accidente. La declaración del conductor es que después del encontronazo se bajó a ver los cuerpos y ellos ya estaban muertos”.

El funcionario informó que el conductor del camión, Aurelio Flores Gómez, fue turnado hoy a las 10:30 horas al Ministerio Público Federal por agentes de la Policía Federal de Caminos.

Mientras se realiza la investigación del caso, el chofer permanecerá detenido en los separos de la PGR en esta ciudad, donde rendirá su declaración, indicó.

Peritos de la Procuraduría deberán reunir toda la información a más tardar en 48 horas, dijo, para emitir un fallo sobre la responsabilidad del conductor.

Elementos de la Policía Federal de Caminos consideraron que el chofer es inocente, porque el automóvil en que viajaban los panistas invadió el carril de circulación sin darle tiempo a frenar.

“De acuerdo a lo que sabemos nosotros, el automóvil en que iba el señor Clouthier derrapó y quedó en el carril contrario, pero como es una cuesta el chofer no lo vió y no pudo frenar a tiempo, dejó una marca como de 10 metros”, explicó un oficial.


-0-0-0-0-0-

Aurelio Flores Gómez, conductor del camión de carga que embistió al vehículo en el que viajaba Manuel Clouthier, sería puesto a disposición del Ministerio Público Federal en las próximas horas.

En ese momento se integraba la averiguación por parte del Ministerio Público del fuero común, de la Cuarta Agencia en Culiacán, a cargo de Jorge González Sánchez.

El hecho de que el accidente se registrara en una carretera federal y que el Thorton que ocasionó la muerte del dirigente panista fuera del Servicio Público Federal, obliga a la intervención de la PGR, la cual espera sólo que le turnen el caso.

En cuanto a la posibiilidad de que se practique una necropsia al ahora fallecido, eso podría ser determinado por el propio Agente del Ministerio Público del fuero común, el cual hizo ver que oficialmente no están enterados del caso, pero tienen conocimiento de que se registró a unos 2 kilómetros de la ranchería denominada “Tacuichamona”, muy próxima a la ciudad de Culiacán.

La posibilidad de que el vehículo de Clouthier fuera embestido intencionalmente queda despejada, de acuerdo a los informes proporcionados por la Policía Federal de Caminos y el peritaje previo.

0-0-0-0-0-0

A su vez, el mismo día 2 de octubre, Luis H. Alvarez, dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) hizo una declaración un tanto desafortunada, pues absurdamente manifestó haberse salvado del accidente.

“Me salvé de pura suerte, porque no pude asistir, pero yo debí haber estado en Sinaloa junto a ‘Maquío’”, dijo. El presidente del PAN reveló que tenía programada su asistencia a Sinaloa, para viajar con Maquío y recibir al Gobernador electo de Baja California, Ernesto Ruffo Appel, pero que a última hora se vio obligado a quedarse para atender otros asuntos.

(No tomó en cuenta que si en realidad hubiera sido accidente las cosas hubieran dado de otra manera, pues tan solo el hecho de llevar a un pasajero más cambia los eventos futuros. De lo que sí se salvó fue de haber sido asesinado junto con Clouthier, suponiendo que esa hubiera sido la verdadera causa de la muerte del panista inconforme.)

En esa misma declaración a la prensa Don Luis aclaró que Clouthier le había dicho estaría satisfecho si se pudiera conseguir una real apertura democrática a partir de una reforma electoral sustancial.

La aclaración salía sobrando; antes de quince días Don Luis traicionaría toda la solidaridad con Clouthier y las evocaciones que de su memoria hacía. Don Luis fue el instrumento que el PRI utilizó para lograr que el PAN aceptara la reforma que Clouthier jamás hubiera aceptado. Francamente, parece hasta sospechosa la frase de Don Luis cuando menciona que al Maquío lo satisfacería “una reforma electoral sustancial”. Ciertamente ni siquiera eso era lo que Don Luis aceptó tan solo dos semanas después.

-0-0-0-0-0-0-0-

El día 3 de octubre, en Monterrey cientos de personas marcharon hasta la Catedral para recordar a Clouthier y con gritos de !Maquío¡, ¡Maquío!, ¡Maquío!, llantos, y aplausos que se prolongaron por más de cinco minutos, le dieron el último adiós.

En París, Lucas de la Garza , recientemente convertido al perredismo, declaraba que “La muerte de Clouthier significa una pérdida a la esperanza democrática del País”, y hace su análisis histórico:

“Pese a que su campaña empieza con un discurso muy burdo, elemental e incluso a veces demagógico, termina sin embargo en un acto político muy bello, cuando busca a Cuauhtémoc para proponerle formar una alianza para hacer que se respete el voto.

“Cuauhtémoc acepta, lo hace del conocimietno de la Comisión Nacional, que también la aprueba pero, desafortunadamente el Comité Nacional del PAN no avala esa posición, dejan solo a Clouthier, argullendo que su posición es totalmente personal, sin nada que ver con el partido.

“A partir de ese momento, Clouthier demuestra verdadera conciencia democrática. Nosotros en particular”, precisó “esperábamos mucho de él. No quiero decir con eso que no hayan más demócratas dentro del PAN. Pero si en todo caso, que era el más conotado, el más poular y el más simpatizante entre las masas”, añadió el perredista.

De la Garza alabó también a otros panistas, pero dijo que nadie tuvo tanta popularidad como Clouthier. “No hay mucho personajes como Clouthier en el PAN. Sí, claro hay otras personalidades, como Castillo Peraza que es un gran ideólogo del PAN, uno de los hombres más lúcidos e inteligentes de México, muchísimo más importante que Clouthier.

“Fernández Cevallos también tiene una gran habilidad de unión en el PAN, por supuesto, pero lo que quiero decir es que Clouthier era el más popular” aseveró Lucas.


0-0-0-0-0

Manuel Tello, embajador de México en Francia, dió el pésame a una de las hijas de Clouthier, residente en París por motivos matrimoniales. A su vez el diario vespertino Le Monde mencionó que Clouthier fue un “opositor del fraude electoral, llego a ser, en un momento dado, un tipo de héroe nacional”.

“Pesaba más de cien kilos, personaje truculento, de temperamento volcánico, tenía gran sentido del humor. Tenía un poco de sangre gala”, añadió el diario francés.

-0-0-0-0-0-0-0-0-

Fue hasta el día 5 de octubre en que la dirigencia panista se dió cuenta del triste papel que estaba jugando y exigió “una exhaustiva investigación del accidente en que pereció Manuel J. Clouthier para eliminar sospechas y especulaciones” habría dicho el Presidente Nacional Luis H. Alvarez. “Digo, sin embargo, que el PAN carece de indicio alguno para sospechar de un accidente intencional”.

El día 7, sin embargo, el Partido Acción Nacional solicitaba que se dejara en libertad al chofer del trailer que participó en el accidente donde perdió la vida Manuel J. Clouthier. Luis H. Alvarez, aseguró que la esposa de “El Maquío”, Leticia Carrillo de Clouthier, visitó hace tres días al chofer y pidió que fuera puesto en libertad. “Porque siente que está siendo detenido demasiado tiempo, la familia está satisfecha de que se trató de un lamentable accidente y por eso se ha sumado a la petición de que a este hombre ya se le deje libre”, expresó el dirigente panista.

El dirigente nacional del PAN aseguró que al Gobierno federal era a quien le interesaba llevar a cabo una investigación.

“Porque como ustedes bien saben hay dudas respecto a eso, nosotros no tenemos ningún elemento para pensar que haya sido otro el motivo del accidente, pero el Gobierno, al que le falta credibilidad, sí debería agotar todas las instancias.

“La familia Clouthier está satisfecha de que estas investigaciones se hicieron cuidadosamente y con la amplitud necesaria, por eso es que ya pidió la señora que se pusiera en libertad al chofer del tráiler”.

-0-0-0-0-0-0-0-

La muerte de Manuel Clouthier sería la primera de una serie de muertes y asesinatos que habrían de marcar en forma muy particular el sexenio de Carlos Salinas de Gortari. Una cosa es creer en la posibilidad de que haya casualidades y otra cosa es ignorar la conveniencia histórica de los hechos para quienes están en el poder y tienen la capacidad instalada para maquinar un evento de esta naturaleza.

Sin que implique a acusar a nadie, simplemente debe reconocerse que sin duda alguna, la muerte de Clouthier cambió la historia del país porque permitió al PRI prolongar las ventajas con las que contendía en las competencias electorales. De eso no puede haber duda.

La otra consideración que empaña el panorma para los hermanos Salinas de Gortari, independientemente de que se merezcan o nó la sospecha de lo ocurrido en un sexenio marcado por hechos de sangre, fue precisamente la muerte de una sirvienta a manos de ellos mismos, los pequeños niños Salinas, Raúl y Carlitos. Dicho episodio, se dijo en vísperas de la elección de 1988, había dejado una huella, en forma de trauma psicológico en los dos herederos del ex-ministro de Industria y Comercio en el sexenio de López Mateos, don Raúl Salinas Lozano. La divulgación de este episodio por parte de “La Quina” en un libro publicado bajo el auspicio del líder del sindicato de Pemex le valió a este último una cara enemistad con el futuro presidente y muy posiblemente originó la vendeta que lo envió a la cárcel con base a acusaciones inventadas.

0-0-0-0-0

No hay mucho que agregar a lo que ya se ha dicho del choque en el que murió Manuel Clouthier. Solo que hay razones de peso para pensar que no fue accidente. Al igual que también hay bases para pensar que sí lo fue. ¿Total, en qué quedamos, accidente o asesinato premeditado?

La muerte por desnucamiento tanto de Manuel Clouthier como del conductor del automóvil, Javier Calvo, no estaba debidamente sustentada. Si como se afirmaba en el peritaje previo, el automóvil en que viajaban se salió de la carretera para reingresar a ella, dar un giro de 180º y chocar con la parte trasera o de la cajuela, como si fuera viajando de reversa, entonces habría que pensar que la maniobra les dió tiempo para instintivamente agarrarse o protegerse del golpe inminente.

También es sabido que en los crímenes de Estado, la organización para encubrir el crimen es cientos de veces más elaborada que la necesaria para ejecutar la orden.

Lo que es innegable es la muerte de Clouthier fue oportuna para el sistema, pues ocurrió el 1º de octubre de 1989, tan sólo 15 días antes de que se sometiera a votación en el Congreso el dictámen que aprobaba la reforma a la Constitución en materia electoral.

A partir de los misterios que encierra la muerte de Luis D. Colosio y de la total falta de escrúpulos de muchos de los integrantes de los cuerpos policiacos es posible pensar en que algo similar a lo que le pasó a Colosio le pasó a Clouthier. Desafortunadamente, recién ocurrida la muerte del ingeniero, la familia de Clouthier pidió se dispensara la autopsia.

0-0-0-0-0

Tiempo después, durante las elecciones de Sinaloa en 1992 Tatiana Clouthier, hija del Maquío y una gran activista por la democracia, fue perseguida cuando hacía un viaje por carretera. La persecusión iniciada por unos desconocidos se prolongó durante más de media hora a velocidades cercanas a los 150 km/hora. Finalmente el asedio terminó cuando ella y su compañera llegaron a un pequeño restaurant y tomaron refugio allí. Los persecutores abandonaron su empeño y se alejaron. Este episodio quedó sin una explicación lógica. Pero aumentó la duda sobre la causa real de la muerte del Ing. Clouthier.

0-0-0-0-0-0

El esfuerzo que la familia Clouthier habiendo pasado varios años para reexaminar la muerte accidental no prosperó. Al parecer, mucha de la evidencia se había perdido u ocultado para siempre. Mi amigo Héctor Mejía de Chihuahua, y amigo también de Maquío y de su familia, y quien lo había acompañado como encargado de seguridad durante la campaña presidencial, se abocó al caso del “accidente”, si bien tardíamente. Realizó las investigaciones más pertinentes e inclusive contrató expertos, pero desgraciadamente se toparon con la desaparición de la evidencia o la imposibilidad de tener accesar a ella. Según, Mejía me comentó, toda una maniobra de encubrimiento se había fraguado para asegurar que este importante deceso permaneciera en el misterio.

Por otra parte, en defensa del carácter accidental de la muerte de Manuel habría que decir que quienes acudieron por parte de la familia al sitio del evento no salieron de allí con grandes dudas. El propio padre del fallecido conductor del automóvil, Javier Calvo, manifestó posteriormente que siempre criticó a su hijo por lo poco precavido que era al manejar su automóvil.

También es verdad que en un esfuerzo como el que Clouthier estaba realizando eran muchos los riesgos en que constantemente incurría. El propio Manuel platicó que había tentado a la muerte en un conato de accidente en una avioneta que tuvo un despegue casi mortal hacía unas pocas semanas atrás.

No fui al entierro de Clouthier por no toparme con los hipócritas que asistieron y que habiendo prometido apoyarlo en su campaña nunca levantaron un dedo siquiera. Recordé un evento que Alejandro Gurza y yo le ayudamos a organizar en el hotel Fiesta Americana en el que, a raíz de la elección en Sinaloa en 1986, Manuel les dijo a sus empresarios amigos: “Ayúdenme ahora que los necesito, no me manden flores cuando me muera”. Y no hablaba en broma porque era un hombre totalmente entregado a la causa que perseguía. Finalmente, el destino se impuso y Manuel murió trágicamente, y muchos de quienes se decían sus amigos fueron a su entierro y le llevaron flores aunque lo habían dejado solo durante la campaña y más solo aún después de que se instaló el gobierno de Salinas.

Manuel Clouthier del Rincón, alias “El Maquío” fue un hombre limpio, bueno y valioso que conscientemente decidió entregar su vida en favor de la democracia mexicana. No ha sido debidamente homenajeado simplemente porque nuestras autoridades no saben apreciar la contribución que Manuel le hizo al país y a la lucha por la democracia.

Los seguidores de Manuel Clouthier dentro del PAN le dieron nueva vida al partido, aunque los panistas tradicionales nunca le concedieron este mérito. Para las más fervientes Clouthieristas, el Maquió fue un hombre elegido; una admiradora de él guarda con devoción la foto de la ocasión en la que una paloma blanca insistió en posarse en el hombro de este gran mexicano con apellido y la mitad de la sangre de origen francés. Ella, al fin católica, me asegura que se trató de una señal del Espíritu Santo. El caso es que al Maquío le sucedió y a otros candidatos en campaña jamás les ha pasado algo igual.

Hay otra anécdotas muy perdurables en la vida de Manuel Clouthier, el candidato que luchó por los derechos de todos los mexicanos. Un evento está registrado en video y a todo color es lo acontecido en el Palacio de Bellas Artes: se trata de la incursión que Manuel hizo a través de las vallas de soldados para acercarse al lugar por el que iba a pasar el presidente De la Madrid en su trayecto al monumental palacio en la calle Juárez. Las escenas son muy dramáticas, porque Manuel va empujando una valla de soldados con el peso de su cuerpo y obligando a los soldados a replegarse. Algunos por supuesto que tienen sus armas apuntando al ex-candidato presidencial. El saco de Manuel de color casi amarillo claro lo hace verse aún más corpulento. El pánico empieza a apoderarse de los soldados que no encuentran la manera de acatar las órdenes de sus superiores. Manuel no ceja hasta que logra instalarse en el lugar preciso que tenía contemplado.

Cuando pasa De la Madrid a su lado, solo puede uno pensar en la pequeñez del ex-presidente frente a gigante que se enfrentó a los guardias del Estado Mayor, con las manos vacías y el pecho por delante, sin demostrar temor o titubeo alguno.

2 comentarios:

David QuidWare dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
David T dijo...

Gracias!!
Esta información histórica es valiosísima!
Yo estaba vivo, pero no consciente, ahora lo estoy. Esa época de la historia reciente mexicana es super importante para entender lo que pasa ahora.
Otravez GRACIAS!